Partidos
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cuando la Stasi 'fichaba' a hinchas del fútbol, una subcultura que amenazaba a la RDA

Potsdam (Alemania), 11 jul (EFE).- Una exposición en Potsdam reaviva el recuerdo de cómo el aparato represivo de la República Democrática de Alemania (RDA) vigiló a los aficionados al fútbol del este germano, como aquel hincha fotografiado por llevar en su chaqueta vaquera parches con escudos de equipos de fútbol que disgustaban a las autoridades comunistas.

Una exposición en Potsdam reaviva el recuerdo de cómo el aparato represivo de la República Democrática de Alemania (RDA) vigiló a los aficionados al fútbol del este germano, como aquel hincha fotografiado por llevar en su chaqueta vaquera parches con escudos de equipos de fútbol que disgustaban a las autoridades comunistas. EFE/ Salvador Martínez
Una exposición en Potsdam reaviva el recuerdo de cómo el aparato represivo de la República Democrática de Alemania (RDA) vigiló a los aficionados al fútbol del este germano, como aquel hincha fotografiado por llevar en su chaqueta vaquera parches con escudos de equipos de fútbol que disgustaban a las autoridades comunistas. EFE/ Salvador Martínez

Potsdam (Alemania), 11 jul (EFE).- Una exposición en Potsdam reaviva el recuerdo de cómo el aparato represivo de la República Democrática de Alemania (RDA) vigiló a los aficionados al fútbol del este germano, como aquel hincha fotografiado por llevar en su chaqueta vaquera parches con escudos de equipos de fútbol que disgustaban a las autoridades comunistas.

Esos parches incluían, entre otros, el del Real Madrid y el Liverpool, pero la Policía Popular alemana prestaba particular atención a este aficionado al fútbol retenido en el marco de un partido disputado en Jena (este) en diciembre de 1982 porque el régimen desconfiaba de quienes se identificaban con los clubes de la Alemania Occidental.

La obsesión con perseguir a los interesados en el fútbol del mundo libre llevó a la RDA a rutinas de vigilancia como la que implicó al muchacho de la chaqueta vaquera, del que da cuenta la exposición 'Im Objektiv der Staatsmacht: Fußballfans im Blick von Volkspolizei und Stasi' o "En el Objetivo del poder del Estado: aficionados al fútbol en la mirada de la Policía Popular y la Stasi".

La muestra recoge en la Plaza del Viejo Mercado de Potsdam una nutrida colección de imágenes salidas de la Policía y la Stasi, siglas del temido Ministerio para la Seguridad del Estado.

El visitante las encuentra en diferentes paneles informativos repartidos en el coqueto centro de la capital de Brandeburgo (este), el estado federado que envuelve a Berlín.

Stasi y agentes de policía vigilaron muy de cerca a los aficionados al fútbol en los estadios de la RDA, pues en sus gradas temían que pudiera surgir una subcultura que compitiera con los valores del comunismo.

"Los estadios son lugares en los que se reúne mucha gente y donde los espectadores pueden expresarse de un modo político. Ese potencial era algo a lo que la RDA era muy sensible, porque se sabía, sobre todo en los años 70 y 80, que los jóvenes no eran muy partidarios del régimen", dijo a EFE Jutta Braun historiadora del Centro Leibniz de Historia Contemporánea de Potsdam implicada en la muestra.

Un régimen con temor a sus aficionados al fútbol

Para ella, las imágenes de la muestra son testimonios "de los miedos y de la paranoia" del régimen comunista.

Esos miedos, según explicó a EFE René Wieser, historiador del Centro Alemán para la Historia del Deporte y comisario de la exposición, comenzaron en 1971, cuando "muchos aficionados de la RDA viajaron a Varsovia para ver un partido de Alemania Occidental contra Polonia".

"En el estadio se vieron pancartas en las que se mostraba apoyo a un equipo que llamaban 'equipo nacional', y en ese momento, el régimen entendió que tenía un problema porque la RDA quería ser considerado un Estado como tal, y en Varsovia había alemanes orientales animando a la otra Alemania", contó Wieser.

Cámaras ocultas contra hinchas

La exposición de Potsdam muestra especialmente cómo se vigilaban y espiaban a los aficionados al fútbol dentro y fuera de los estadios, tomando fotos e incluso vídeos con cámaras ocultas.

"Los aficionados eran vigilados de forma secreta, porque los funcionarios del régimen se hicieron pasar incluso por periodistas, pero no fotografiaban los partidos en los estadios, sino a los espectadores", señaló Braun.

"Tampoco es que el mundo de los aficionados al fútbol de la RDA fuera muy político, pero es que el régimen de la RDA era muy sensible. En las gradas hubo críticos sí, pero al régimen lo que le preocupaba era que los aficionados crearan una cultura con cánticos y símbolos propios, querían que fuera todo como lo regulaba el Estado", abundó esta historiadora.

Espionaje a los futbolistas que dejaban la RDA

La Stasi llegó a tener un programa de espionaje fuera de su territorio para los tachados en la RDA de "traidores deportivos", etiqueta despectiva puesta a los deportistas de élite que escaparon de la dictadura comunista para hacer carrera en la Alemania Occidental, como los futbolistas Dirk Schlegel y Falko Götz.

Ambos aprovecharon en noviembre de 1983 un partido en Berlín de competición europea de su club, el Dínamo de Berlín, para huir a la República Federal de Alemania, en la que ambos retomaron su carrera, primero, como jugadores del Bayer Leverkusen.

Su historia, y la del espionaje que la Stasi ejerció sobre ellos y sus familias cuando vivían en Leverkusen (oeste) también forma parte de los ejemplos recogidos en la exposición, inaugurada esta semana y organizada con motivo de la Eurocopa de fútbol que acoge Alemania hasta el próximo domingo 14 de julio.

Salvador Martínez Mas