Partidos
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Suiza y el adiós de la última 'Generación Dorada'

Hamburgo (Alemania), 6 jul (EFE).- En la Eurocopa de Alemania participaron tres selecciones, Bélgica, Croacia y Suiza, que apuraban el concurso de sus mejores generaciones de jugadores, ya veteranos y con la vista puesta en un futuro sin partidos internacionales. Ninguna pasó de cuartos de final y la última en caer fue la comandada por el técnico Murat Yakin, superada en los penaltis por Inglaterra y al borde de atravesar un registro en el combinado helvético: jamás, en una gran competición internacional, alcanzó las semifinales.

El cnetral Manuel Akanji lamenta su fallo del penalti durante el partido de cuartos que han jugado Inglaterra y Suiza en Düsseldorf, Alemania. EFE/EPA/ANNA SZILAGYI
El cnetral Manuel Akanji lamenta su fallo del penalti durante el partido de cuartos que han jugado Inglaterra y Suiza en Düsseldorf, Alemania. EFE/EPA/ANNA SZILAGYI

Hamburgo (Alemania), 6 jul (EFE).- En la Eurocopa de Alemania participaron tres selecciones, Bélgica, Croacia y Suiza, que apuraban el concurso de sus mejores generaciones de jugadores, ya veteranos y con la vista puesta en un futuro sin partidos internacionales. Ninguna pasó de cuartos de final y la última en caer fue la comandada por el técnico Murat Yakin, superada en los penaltis por Inglaterra y al borde de atravesar un registro en el combinado helvético: jamás, en una gran competición internacional, alcanzó las semifinales.

Inglaterra, con mucho sufrimiento, acabó con la resistencia de la última 'Generación Dorada' que quedaba en pie. Las otras, las de Croacia y Bélgica, terminaron su aventura antes, en la fase de grupos y en octavos de final, respectivamente. Probablemente, dentro de dos años, en el Mundial de Estados Unidos, México y Canadá, ya no existirá ese término que ha sonado por las últimas Eurocopas y Copas del Mundo hasta la saciedad. Adiós a las 'Generaciones Doradas'. Es casi oficial, pero seguro que otras vendrán a sustituirlas.

La última superviviente dijo adiós con crueldad, también en cuartos y desde el punto de penalti, como en la pasada Eurocopa frente a España, a nombres ya históricos en la selección suiza: Granit Xhaka, Ricardo Rodríguez, Xerdan Shaqiri, Fabian Schär, Remo Freuler o Yann Sommer pasan la treintena. Probablemente alguno continúe, pero no llegarán todos juntos al siguiente gran torneo. Suiza tendrá que reinventarse e ir dando paso a otra generación. Nombres ya comienza a lucir, con Ruben Vargas (25 años), Dan Ndoye (23) o Zeki Amdouni (23).

Su despedida estuvo a la altura de su grandeza, porque por lo menos igualó sus mejores registros. Desde el Mundial de Brasil 2014, con ellos, Suiza ha estado en todos los grandes torneos. También participó en las Copas del Mundo de Rusia 2018 y Catar 2022 ; y en las Eurocopas de Francia 2016, Europa 2020 y Alemania 2024. Sus récord llegó al final, con los cuartos de la presente Eurocopa y de la anterior. Se quedaron en el límite de las semifinales, como en los Mundiales de Italia 1934, Francia 1938 y Suiza 1954.

Nada que reprochar a los hombres dirigidos por Murat Yakin, que llegaron más lejos que las otras 'Generaciones Doradas' de la Eurocopa con nombres muchos más ilustres. Por el camino quedaron, con aquel gol agónico de Mattia Zaccagni para Italia en el último segundo del tercer partido de la fase de grupos, la Croacia de Luka Modric, Marcelo Brozovic, Ivan Perisic Y Mateo Kovacic, los últimos supervivientes de un grupo que llegó a ser subcampeón en el Mundial de Rusia 2018 y tercero en el de Catar 2022. No pudo estirar más el chicle y la imagen de Modric al borde de las lágrimas con el trofeo al mejor jugador del partido, pasará a la historia.

Después cayó Bélgica, eliminada en octavos de final por un gol en propia meta de Jan Vertonghen que aprovechó la peor Francia de los últimos tiempos para acceder a los cuartos de final con un raquítico 0-1. En este caso, fue la 'Generación Dorada' de los 'Diablos Rojos' la que dijo adiós con Kevin de Bruyne al frente y con otros nombres como el mismo Vertonghen, Yannick Carrasco, el delantero más gafado del torneo, Romelu Lukaku, o supervivientes de la generación que comenzó en el Mundial de Brasil 2014 como Axel Witsel o Thomas Meunier.

Como ocurrirá con Suiza, alguno aún tardará en decir adiós definitivamente de la selección, pero ya no habrá un grupo compacto de 'Generación Dorada' que también participó en todos los torneos internacionales desde 2014. En el caso de Bélgica, tocó techo en el Mundial de Rusia 2018, en el que fue tercera, mientras que se quedó atrapada en los cuartos de final de las Eurocopas de 2016 y 2020 y en la Copa del Mundo de 2014.

El caso es que después de una década, ninguna de las selecciones con su 'Generación Dorada' ganó algo. En ocasiones se quedaron a las puertas del éxito y su mérito fue conseguir ilusionar a las aficiones de sus países, que, si no hay sorpresas, en la Eurocopa de Alemania dijeron adiós para siempre a unos jugadores que formaron grupos irrepetibles que probablemente ya no volverán a coincidir juntos en otro gran torneo. Suiza fue la última superviviente e Inglaterra, el último verdugo gracias a una de Pickford y a un error de Akanji.

Juan José Lahuerta